Gamarra reconoció el papel de Agustí como representante de una generación de fotógrafos que estuvo “donde había que estar para recoger los grandes momentos de la Transición” y añadió que hoy también “es el momento del fotoperiodismo” ya que, la imagen “es imprescindible para construir una sociedad informada y libre”. 

Carbonell ha agradecido este reconocimiento que viene de sus compañeros de profesión y ha destacado la importancia del trabajo de los reporteros gráficos que “ocupa hasta un 80% de la página, aunque su firma aparezca en pequeñito”.

 

La alcaldesa de Logroño, Cuca Gamarra, ha entregado la Insignia de Oro de la Asociación de Informadores Gráficos de Prensa y Televisión de La Rioja (AiG) a Agustí Carbonell, fotógrafó de prensa barcelonés que ha trabajado en La Vanguardia, El País y El Periódico. Carbonell es una de las principales referencias nacionales de la Edición Gráfica que ha desempeñado en estos periódicos, al tiempo que ha sido profesor de Géneros y Edición Gráfica en la Universidad Pompeu Fabra.

 En un acto de entrega celebrado en el salón de retratos del Ayuntamietno de Logroño, Gamarra destacó la capacidad de los fotoperiodistas de “ver lo que otros no ven y dejar constancia de lo ocurrido para la Historia” y tras entregar la insignia a Carbonell, reconoció su papel como miembro destacado de una generación de fotógrafos “que estuvo donde había que estar para recoger los grandes momentos de la Transición” con imágenes que hoy forman parte de la memoria colectiva.

 La alcaldesa se refirió también al difícil momento que vive la profesión de los reporteros de prensa pero, según dijo, “éste también es el momeno de la imagen y el fotoperiodismo” ya que la información y también la imagen, expuso, “es imprescindible para construir una sociedad informada y libre”. El premiado agradeció el homenaje, que no se esperaba y añadió tras recibir la Insignia que la información gráfica a veces “ocupa hasta un 80% de la página del periódico, aunque su firma aparezca bajo la foto en pequeñito.

 La importante labor del Editor Gráfico en las redacciones

El fotógrafo Antonio Díaz Uriel, en nombre de AiG, glosó la figura de Agustí Carbonell en quien los informadores gráficos han querido reconocer con esta distinción tanto su labor como fotógrafo como su papel Editor Gráfico, al cual buscaban los directores de los principales diarios de Barcelona, para dar mayor fuerza a imagen gráfica en sus periódicos. Una especialidad en la que según reconoció el homenajeado “había que aprovechar bien el trabajo de otros compañeros, pero también exigir buenos trabajos”.

 Carbonell también salía de vez en cuando de la redacción porque, según explicó, como editor, “no puedes perder el contacto con la calle, hay que tener presente como trabaja el fotógrafo y ser periodista las 24 horas”. Así pudo también firmar imágenes tan destacadas como la del incendio del Liceo en 1995, que mereció el Premio Godó, o la del gol de Koeman en la final de la Champions en Wembley en 1992 o, también en el 92, la imagen de todos los promotores de los Juegos Olimpicos de Barcelona, Samaranch, Pujol, Serra, Maragall y Ferrer Salat, remando juntos en una barca.

 Agustí Carbonell ofrece esta tarde una charla más extensa en la Casa de la Imagen a las 20,15 horas sobre el fotoperiodismo y el momento que está viviendo, acompañado del fotógrafo riojano y también insignia de Oro de AiG, Jesús Rocandio.

 El homenajeado es el quinto fotoreportero reconocido con la insignia de Oro de AiG y, como ha ocurrido con los anteriores, ha sido quien ha seleccionado, entre las fotos realizadas en 2016 por los socios de AiG, las imágenes que formarán la muestra “Informadores Gráficos 2016”, la principal cita anual de este colectivo, que se inaugurará en la sala de exposiciones temporales del Museo de La Rioja a partir del 23 de junio, ya que se ha prorrogado unos días la exposición actual en la sala de exposiciones temporales del Museo.

 El reportero barcelonés, se suma así a una nómina de fotógrafos que recibieron la Insignia de Oro en años anteriores y que la forman: Jesús Rocandio (2013), Raúl Cancio (2014), Manuel Barriopedro (2015), Joana Biarnés (2016) y ahora también, Agustí Carbonell.

Submit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn